Funcionalidad del Pasado.

Siempre me pasa que descubro la funcionalidad de las cosas cuando ya es demasiado tarde.

Y que sea demasiado tarde es precisamente la característica principal de este lugar.

Después de tanto tiempo encuentro que quizás este sea un buen sitio para mirar el pasado con los ojos del presente-futuro.

En cualquier caso, a los fantasmas del pasado, a los vivientes del presente y viceversa, sean ustedes bienvenidos.



martes, 21 de octubre de 2014

ADAM 27.2.2014 (edit.)

-Ey, hola. Pensé que no querías hablar conmigo.
-Lo siento, mis amigos son idiotas y han colgado para hacer la gracia.

MENTIRA NÚMERO UNO.

-¿Cómo estás?
-Bien, he vuelto y pasaré unos días con los chicos.
-Oh, genial, ¿has estado con la familia y eso?
-Sí, llegué hace una semana más o menos. Tengo ganas de verte.
-Y yo a ti.
-¿Tú cómo estás?
-Bien, bien, tenemos fiesta en casa y me lo estoy pasando genial, la verdad.

MENTIRA NÚMERO DOS

-¡Genial, entonces! Oye… ¿Harás algo en fin de año?
-Bueno, aun no tenía nada pensado. Cenar en casa y salir a beber y hacer el gilipollas, supongo. Como siempre.
-Ya... bueno, yo pensaba cenar con los chicos, le he dicho a Rafa que si no le importa que te vengas, dice que por supuesto, ¿Te apetece?
-¡Claro!, ¿Qué día vienes?
-El mismo 31.
-Si quieres podemos comer juntos. Puedo ir a recogerte a la estación.
-¡Sí! me encantaría.
-Bueno, ehmm, pues vamos hablando y eso... ¿Sobre qué hora cogerás el bus?
-Como a las 12... Supongo que llegaré a la una y media, dos.
-Ok, pues te mando un mensaje y hablamos.
-Perfecto.

Entré en el salón sin mirar a nadie. Llegué a mi habitación y me tiré en plancha en la cama.
Me pregunto qué significará esa estúpida sonrisa que se me pone cada vez que oigo su voz.
Me sentía bien. Me sentía feliz.

MENTIRA NÚMERO TRES.

Los días siguientes fueron inexistentes. Lo único que quería es que llegara el final de la semana para poder ir a recoger a Sofía a la estación.

La historia tiene algunas partes buenas, dentro de lo mala que es, pero me quedo con esta. Yo siempre tan dramática.

No hay comentarios: